De la esperanza por la corona a la amarga 4ta posición.


Por: Pablo Cuellar

El partido por el tercer lugar se llevó a cabo y por fin terminó la humillación del conjunto brasileño, equipo que pago muy caro la carencia de buen futbol y la falta de estrategia.

               La esperanza que tenía la afición brasileña porque su selección se coronara en esta copa del mundo, terminó muy pronto, los eventos desafortunados no cesan. Desde aquella goleada histórica de la selección de Alemania al anfitrión, la decepción de los locales se hace cada día mayor. Si a ese 7 a 1, le sumamos que Argentina consiguió su pase a la final y que tienen la posibilidad de coronarse en el mítico Maracaná, parecía que nada empeoraría la situación del pueblo Brasileño, pero tras la derrota de hoy, la pesadilla no termina.

               Luego de las rondas de semifinales, si hubiera sido cuestión de elección, disputar el partido por el tercer lugar, seguramente ninguno de los dos técnicos (Escolari y Van Gaal), hubieran querido que de desarrollara dicho juego. Desde hace varios años, Louis Van Gaal, técnico de Holanda, quiere que se deje de disputar dicho partido, para el estratega, obligar a los jugadores a portar la camiseta para pelear una tercera posición en un mundial, es tan humillante como el hecho de obligar al subcampeón a presenciar la ceremonia de coronación del monarca mundial.

               Ya en el encuentro, otra picardía de Arjen Robben, fue sancionada como un penal, apenas en los dos minutos del encuentro. Robin Van Persie concretó el tiro de castigo, y la ventaja, rápida de Holanda, fue como un anuncio que le indicaba a los locales que su sufrimiento todavía no terminaba. Quince minutos más tarde, Daley Blind, incrementaba la ventaja para los europeos. Aquellos abucheos que repartía la afición en contra de su selección en el duelo ante Alemania, se hicieron presentes en el estadio Nacional de Brasilia.   

               Los jugadores brasileños lo intentaron pero no lograron marcar anotaciones. Antes de finalizar el encuentro y luego de que el jugador que llamó más la atención por sus simulaciones de faltas que por su técnica, Arjen Robben, se hizo con el brazuca y asistió a Georginio Wijnaldum, para marcar el tercero. Ya sin respuesta de los “amarillos”, Van Gaal, le dio oportunidad al tercer portero, de jugar un minuto en esta copa del mundo, probablemente el equipo de la UEFA, haya sido la única selección que le dio minutos a todos sus jugadores.

               La impaciencia por conocer al nuevo monarca hacen que el morbo se apodere del encuentro ante una posibilidad en particular, saber si Messi podrá concretar el único título que le falta en su carrera, y además, si Argentina es capaz de coronarse en el Maracaná, por tercera ocasión. El duelo de que se jugó hoy le repartió a Brasil 20 millones de dólares, premio otorgado al cuarto lugar, mientras que Holanda recibió 22 millones de dólares.

               Brasil duerme intranquilo, de saber que Alemania lo goleo en semifinales, de saber que perdió el juego por el tercer lugar, de saber que David Luiz quería darle una alegría y no lo consiguió, de saber que Argentina se puede coronar en el Maracaná, de saber que Dila Rousseff quiere postularse para una reelección, de saber que no han terminado las cosas, aún faltan, los juegos olímpicos de Río 2016.   

holanda cuarto

(foto: fifa.com)

aficionados

(foto:)

brasil cuarto

(foto:fifa.com)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s