Del infierno al cielo: la noche que Mick Foley se convirtió en leyenda.

Por: Rodrigo Galindo.

En el deporte como en otros ámbitos, hay momentos que son parte de la historia por el simple hecho de que ocurrieron, pero hay otros que por más tiempo que pase seguirán intactos y erizarán la piel de los espectadores. Tal es el caso de la famosa “caída de la leyenda”, el momento más impactante para quienes siguen a la WWE.

King of the Ring, 28 de junio de 1998, Civic Arena, Pensilvania.
Undertaker y Mankind (uno de los personajes de Mick Foley) se enfrascaron en una rivalidad que llegaría a su climax aquella noche dentro de una estructura metálica llamada “Hell in a Cell”.

Desde el inicio del match, el hijo de la señora Foley trepó al techo de la celda y esperó a que su rival hiciera lo mismo. Una vez arriba, arremetió contra el amo de las criaturas de la noche pero este contraatacó llevándolo hasta el otro extremo.

Cuando Mankind quedó varado en el borde, The Undertaker lo sujetó por el cuello y la cintura para lanzarlo hacia la mesa de comentaristas en español, que se partió de inmediato.

Jim Ross, el narrador oficial de la empresa en ese momento, gritó: “¡Santo Dios Todopoderoso! ¡Dios todopoderoso! ¡Eso lo mató! Por Dios como mi testigo, el se ha roto en dos”.

Minutos después del estruendoso impacto, Mick se levantó y volvió a trepar al techo de la imponente estructura, pero todo resultó peor. Se volvió a encarar con el enterrador y este lo sometió con un “Chokeslam”, dejando a su oponente noqueado sobre el ring, debido a que el techo se rompió por la fuerza de la llave.

Para el asombro de los millones que seguían la transmisión del PPV, ¡Mankind se levantó! las cámaras de televisión mostraron un tiro de Mick sonriendo con un diente flojo que cuelga debajo de la nariz. El impacto fue tal que logró dislocar su mandíbula.

Taker finiquitó la lucha con un “Tombstone Piledriver” y se proclamó victorioso, pero los que presenciaron aquella catedra de profesionalismo, se hincaron ante la presencia del considerado Rey de la lucha violenta, quien ese día se ganó más que nunca, el respeto de los aficionados de todo el mundo.

“Have a nice day!”.

Ve la lucha completa en la siguiente liga:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s