Rocky Santana, una gran estrella en la Arena López Mateos

Por: Aline Huerta

Hablar de buena lucha libre es hablar de todos aquellos luchadores que hicieron de éste, uno de los deportes de espectáculo más maravillosos, identidad nacional mexicana y que hace que a muchos aficionados se les ponga la piel chinita al presenciar una buena llave o castigo.

Un diabólico con 43 años de experiencia, Victor Manuel Vargas Abreu, mejor conocido como “Rocky Santana”, es el ídolo de la Arena López Mateos. También, él es parte importante en la formación de nuevos talentos tales como Terry 2000, Sádico, Sepulturero, Robin Maravilla, Alebrije, Space Warrior, entre otros.

Asimismo, “Rocky Santana” se ha convertido en una de las figuras más simbólicas e irremplazables en las carteleras de la Arena Neza, Toreo de Cuatro Caminos, La Arena Puebla y muchas más.

Vargas Abreu comenzó como profesional un 15 de septiembre, a los 14 años de edad, en el Deportivo Tepito bajo el nombre del “Príncipe Hippie”. Ser hijo del Demonio Rojo y pertenecer a una familia apasionada por la lucha libre, hicieron que se encaminara a este deporte desde su infancia. Sus primeras veces en un cuadrilátero fueron en la iglesia San Juan de la Cruz, en Tequexquinahuac, Tlalnepantla de Baz, para ayudar a las comunidades.

Los momentos más brillantes como luchador profesional los vivió en la arena Toreo Cuatro Caminos, cuando formó el trío de los Diabólicos, acompañado de Bronco, Roy Navarro —quién duraría poco y posteriormente fue sustituido por Romano García, hoy Mr. Cóndor—. Ese lugar fue testigo de verdaderas luchas extremas, incluyendo aquella donde perdió su máscara, pero eso no significó el fin de una gran carrera luchística, ya que regresó a la cima coronándose Campeón Internacional de Tríos de la UWA (Universal Wrestling Association), al ser asignado en el lugar de “El Texano”, después de que dejara a los Misioneros, con el Signo y el Negro Navarro.

De igual forma, demostró sus grandes capacidades como luchador en Japón, país en el que se le apodó “el Onita Santana” debido a su gran parecido con el luchador Atsushi Onita.

Continuando con su carrera de luchador, principalmente en la Arena López Mateos, procurando pertenecer siempre al camino de la lucha libre, ya sea sobre el ring o puliendo nuevos talentos, estando en todo momento cerca de ese público apasionado de aquel deporte-espectáculo, el cual es mágico y representa para él todo en la vida.

DSC_0131

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s